Artículos redactados por José Manuel Vázquez «Casiano» a lo largo de su trayectoria profesional, acerca de diferentes patologías y sus tratamientos con fisioterapia.

,

Dolor neuropático

El dolor neuropático es un sufrimiento crónico a consecuencia de lesión o enfermedad del sistema somatosensorial.

CAUSAS

Las causas más frecuentes que lo producen son lesiones en la columna vertebral, fracturas, contusiones que comprometen la estructura neuronal o bien, tumores que comprimen el nervio.

SÍNTOMAS

Los síntomas se caracterizan por:

  • dolor incapacitante,
  • déficit motor,
  • dolor irradiado,
  • hipoestesias,
  • quemazón,
  • hipersensibilidad
  • y, hormigueo.

TRATAMIENTO

Los tratamientos farmacológicos no responden bien a la resolución y al dolor neuropático.

Es crucial realizar una amplia anamnesis, exploración global y pruebas complementarias para llegar a un diagnóstico certero.

El tratamiento se plantea según la causa, lesión o enfermedad que produce la afección del nervio. La fisioterapia temprana con técnicas neurodinámicas son el tratamiento de elección en la mayoría de las neuropatías; con un resultado satisfactorio y muy satisfactorio si lo realizamos en la aparición de los primeros síntomas.

CONCLUSIÓN

Las técnicas neurodinámicas fisioterápicas demuestran eficacia probada en el dolor neuropático.

Si sufres de dolor neuropático, no dudes en contactar con nosotros. Aplicaremos la terapia necesaria para su eficaz tratamiento.

,

Luxación de hombro por traumatismo

La configuración del hombro está formada por clavícula, escápula, húmero, ligamentos, músculos, tendones y cápsula articular.

Posee cinco articulaciones: externo-clavicular, acromio-clavicular, gleno-humeral, escápulo-torácica y subacromial.

Las lesiones más frecuentes en golpes son, la lesión del manguito y las luxaciones, además de las bursitis, tendinitis y roturas.

Hoy, vamos a comentar las distintas luxaciones de hombro:

  • Luxación anterior: Es la luxación más frecuente y puede ser: subglenoidea, subcaracoidea o subclavicular. De las tres, esta última es la más común.
  • Luxación inferior: Llamada «brazo en mástil» por quedar con el brazo elevado por encima del hombro. Suele producirse lesión del manguito rotador.
  • Luxación posterior: Poco frecuente normalmente, pero habitual en electrocutados o epilépticos. Este tipo de luxaciones, suele lesionar el nervio circunflejo.
  • Luxación irreductible: cuando se interponen estructuras impidiendo la reducción.
  • Luxación recidivante: Más frecuente en jóvenes con una desinserción capsular de la glenoides.

TRATAMIENTO

El tratamiento con reducción ha de ser de inmediato y la maniobra consiste en:

  • tracción
  • rotación con flexión, y
  • rotación interna, según describe Kocher.

Las luxaciones recidivantes inveteradas o crónicas, se tratan quirúrgicamente y con fisioterapia temprana.

Si has sufrido una luxación, no dudes en contactar con nosotros. Aplicaremos la terapia necesaria para su eficaz tratamiento.

,

Descompresión Vertebral Axial

La Descompresión Vertebral Axial, se realiza con una mesa articulada dirigida por ordenador que actúa sobre los discos intervertebrales de la columna, favoreciendo la descompresión de las estructuras nerviosas causantes del dolor de espalda.

Esta tracción progresiva e indolora está basada en una fórmula logarítmica patentada por el investigador canadiense DR. Alan E.Dyer, tras 10 años de colaboración con ingenieros de la NASA.

El secreto

Se consigue mucha energía en poco tiempo de forma indolora, descomprimiéndose los discos y las pequeñas articulaciones vertebrales causantes de la lumbalgia o de la ciática.

Efectos beneficiosos

De esta manera se rompe el círculo vicioso «inflamación-dolor-contractura-inflamación», descargándose las pequeñas articulaciones posteriores y liberándose la raíz nerviosa comprimida por el disco herniado.

Se disminuye la presión del disco favoreciendo la regeneración del mismo mediante la absorción de agua y de diversos nutrientes.

Si deseas más información sobre la descompresión vertebral axial o que valoremos tu caso, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de atenderte.

,

La fisioterapia en la artrosis

La artrosis es una patología articular muy frecuente, siendo común en la población apartir de los 80 años de edad. Frecuentemente se inicia a partir de los 40-50 años.

Para comprender este trastorno, se clasifica en:

Artrosis primaria: en la que la causa suele ser desconocida y afecta a alguna articulación en concreto (cadera, rodilla, hombro, pulgar, etc). Lo que se observa en este tipo de artrosis es que va acompañada de alguna alteración biomecánica.

Artrosis secundaria: la causa es otra enfermedad, lesión, anomalía congénita o trastorno metabólico.

SÍNTOMAS

Los síntomas son: dolor intenso, pérdida de movilidad, rigidez matutina, ruidos articulares, aumento de dolor con la actividad y mejora de la rigidez con el ejercicio.

A medida que avanza la patología, vamos perdiendo la capacidad de extensión y flexión máxima articular.

TRATAMIENTO

En tratamiento de elección inicial es la fisioterapia por no tener contraindicaciones y para ayudar al paciente a mantener un arco de movilidad que le permita retrasar la ingesta de medicamentos y la cirugía.

Si padeces los síntomas detallados, no dudes en contactar con nosotros. Aplicaremos la terapia necesaria para su eficaz tratamiento.

,

Las Tendinopatías en el Fútbol, preparándonos para una temporada exitosa.

Con la ilusión que trae consigo el inicio de una nueva temporada de fútbol, los jugadores, entrenadores y aficionados están listos para presenciar emocionantes partidos llenos de acción.
Sin embargo, en este momento, es esencial prestar atención a un aspecto frecuentemente subestimado pero crucial: las tendinopatías. Estas lesiones pueden afectar gravemente el rendimiento de los jugadores y, en última instancia, determinar el éxito de la temporada.

En la última edición de la revista «Afiador», nuestro director y fisioterapeuta, José Manuel Vázquez, ‘Casiano’, profundiza en este tema vital, arrojando luz sobre cómo prevenir y tratar las tendinopatías en el fútbol.

,

EPITROCLEITIS

La epitrocleitis, también llamada CODO DE GOLFISTA O CODO DE LANZADOR, es una inflamación de la inserción tendinosa de los flexos de la mano, causando dolor en la cara interna del codo y del antebrazo.

Los síntomas se localizan en la cara medial del codo, siendo frecuente en deportistas y trabajadores manuales.

Es importante tener una buena técnica deportiva de impacto, lo que puede estar dificultado por alteraciones biomecánicas corporales.

Cualquier limitación articular de miembros inferiores, tronco o miembros superiores,  conlleva a tener que realizar compensaciones para poder ejecutar el golpe (exagerada pronación o supinación del antebrazo). Los tendones que insertan en el epicóndilo medial se limitan  e inflaman por realizar movimientos forzados.

Síntomas

Los síntomas que aparecen en la epitrocleitis son,

  • dolor a la palpación de cóndilo medial,
  • dolor al flexionar la muñeca contra resistencia,
  • debilidad de la muñeca,
  • dolor en codo al realizar movimientos y,
  • acortamiento del nervio cubital.

Tratamiento

El tratamiento de elección es el de fisioterapia, con terapia manual correctora y liberación neurodinámica del nervio cubital, siendo el pronóstico muy bueno, con mejoría desde  la primera sesión de fisioterapia  bien ejecutada

Si padeces dolor en el codo, no dudes en contactar con nosotros. Aplicaremos el estudio y la terapia necesaria para su eficaz tratamiento.

,

Programa de rehabilitación cardíaca

En Clínica Casiano contamos con un programa de rehabilitación integral del paciente cardiópata.

Como parte de la evaluación inicial llevamos a cabo una completa valoración del paciente, desde los aspectos psicológicos con test dirigidos, así como ecocardiograma y prueba de esfuerzo.

Realizamos una pauta de ejercicio en base a los datos obtenidos en la prueba de esfuerzo, de modo que se pueda dosificar y prescribir el ejercicio de forma pormenorizada e individual, con el propósito de que el paciente tenga una recuperación íntegra y óptica de su capacidad funcional.

El tratamiento está dirigido e indicado para los siguientes pacientes:

  • Cardiopatía isquémica.
  • Revascularización percutánea de las arterias.
  • Cirugía de revascularización miocárdica.
  • Cirugía de reemplazo valvular.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Miocardiopatías.
  • Arritmias cardíacas.

El objetivo de este programa es la rehabilitación, readaptación del paciente y optimización de su tratamiento, con el fin de recuperar funcionalmente al paciente en el menor tiempo posible.

Mientras que la media española tiene un tipo de baja de 6 a 8 meses, tras un evento coronario, nuestra media se encuentra en 2,5 meses para su reincorporación laboral.

Con el objetivo de mejorar la calidad de vida, así como el control de los factores de riesgo del paciente, el programa realiza un abordaje integral del paciente, para conseguir un mejor pronóstico en su calidad de vida y en su función social.

,

DOLOR VERTEBRAL POR ESTRÉS

El dolor vertebral es la afección más frecuente en el aparato locomotor, hasta el punto en que no existen personas que lleguen a la jubilación laboral, sin haberlo sufrido alguna vez en su vida, en mayor o menor grado. Posiblemente por la compleja y delicada estructura biomecánica de la columna, que debe reunir a la vez, condiciones mecánicas de solidez y al mismo tiempo, de un mecanismo elástico vertebrado; sin olvidar que la jornada laboral de la columna vertebral es de 16 horas, puesto que sólo descansa de la acción de la gravedad, durante el reposo en cama.

Como ejemplo real, comentamos una publicación del Departamento de Industria de Estados Unidos, en el que atribuye el 25% de la pérdidas de días laborales, a las lumbalgias y que los pacientes que han permanecido más de 6 meses de baja, sólo el 50% han vuelto al trabajo. De los que permanecieron más de 1 año de baja, sólo el 25%, se ha reincorporado al trabajo. Esta dolencia, es responsable de la pérdida de 25,7 días por año.

En países de la Comunidad Europea, el 53% de los trabajadores sedentarios, sufren dolores raquídeos, aumentando a un 62%, si realizan esfuerzos físicos. En Gran Bretaña, el 83% de la población activa entre 55 y 65 años, sufre dolores vertebrales.

CAUSAS

Nuestra experiencia nos dice que, las causas más frecuentes que originan dolores raquídeos son:

  • Traumatismos
  • Esfuerzos
  • Posturas forzadas
  • Causas degenerativas
  • y, actualmente, se puede exponer el estrés laboral como causa «de moda».

Por tanto, vamos a profundizar en este estado laboral tan recurrido por los profesionales y pacientes.

Se denomina estrés como el estado de tensión brusca o mantenida, que es nociva para el organismo, produciendo alteraciones estructurales osteomusculares y cambios en la postura, con la consiguiente disminución de la vitalidad natural.

Este fenómeno desencadena TIXOTROPISMO, mediante el cual, por una pérdida de energía cinética de las fascias y aponeurosis por poca movilidad, el líquido intersticial tiende a gelificarse, siendo causante de dolor. Cuando se restaura la movilidad, se libera energía cinética, por lo tanto las sustancias metabólicas de calcio y fósforo, y la bomba de sodio, se normalizan, desapareciendo el dolor.

Por consiguiente, la columna vertebral, ante una agresión, se defiende, activando el llamado, SÍNDROME GENERAL DE LA ADAPTACIÓN, por el que mediante cambios y ajustes, logra mantener el equilibrio homeostático en dos fases:

  • primeramente, como efecto de las contracturas mantenidas, el tono muscular de los erectores de la columna, aumenta y rectifica las curvas fisiológicas, siendo la expresión clínica más conocida de esta adaptación, la RECTIFICACIÓN CERVICAL, y una clínica que cursa con dolor en la zona, mareos, acúfenos, etc.
  • Posteriormente, una vez instaurado este, cuando se pone en tensión el ligamento común posterior, ligamento amarillo y la duramadre, irritando el plexo de TUSCHKA.

CLASIFICACIÓN DEL DOLOR VERTEBRAL

Todo dolor vertebral se puede clasificar en:

  • DOLOR AGUDO: que aparece de forma brusca y, normalmente, con un esfuerzo o traumatismo, y presenta las características de intenso, aumentando con el movimiento.
  • DOLOR CRÓNICO: es frecuente en pacientes de más de 45 años, normalmente con vida sedentaria. El dolor inicia lentamente, sin relación directa con esfuerzo ni traumatismo, con evolución lenta y episodios que alternan mejoría y agravación.
  • DOLOR IRRADIADO: que sigue siempre el trayecto de una raíz nerviosa. Es un dolor vivo, con sensación de calambre y suele aumentar con la tos, el estornudo o con el movimiento.

El horario, es un elemento fundamental para saber si el dolor raquídeo es inflamatorio o degenerativo.

El dolor inflamatorio no se calma con el reposo, es de más intensidad por la noche y de madrugada, despierta al paciente y es difuso y constante.

El dolor degenerativo y mecánico, aparece con el movimiento o con un traumatismo, aumentando con el ejercicio. Suele calmarse con el reposo y no despierta al paciente.

El TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA cura o alivia la mayoría de los episodios de dolor vertebral extrarraquídeo, sin olvidar que las afecciones con compromiso medular, requieren siempre de un diagnóstico preciso y, en algún otro caso, tratamiento quirúrgico.

Si padeces dolor vertebral, no dudes en contactar con nosotros. Aplicaremos el estudio y la terapia necesaria para su eficaz tratamiento.

,

Traumatismos musculares

Las lesiones musculares son muy frecuentes en la práctica deportiva y en labores profesionales. Se dividen en traumatismos extrínsecos por un impacto o choque y traumatismos intrínsecos por descompensaciones biomecánicas, tensiones mecánicas que superan la resistencia funcional de las fibras musculares, deshidratación, isquemia.

La mayoría de estas lesiones se producen en la unión mioaponeurótica.

El cuádriceps y los isquiotibiales son los músculos del miembro inferior que más se lesionan y tiene su explicación; se trata de músculos antagonistas y biarticulares; participan en la flexo-extensión de caderas y rodillas.

Las lesiones intrínsecas se producen casi siempre en la fase excéntrica y justo al pasar bruscamente de una contracción excéntrica a una concéntrica (fase pliométrica)

Clasificación de las lesiones musculares

TIPO 0 (MIALGIA): Estiramiento brusco doloroso de la fibra muscular, sin que afecte al tejido de sostén.

TIPO I (CONTRACTURA): Afectación de algunas fibras musculares y del tejido conjuntivo de sostén.

TIPO II (ELONGACION): Afectación mínima de fibras musculares y también del tejido conjuntivo de sostén.

TIPO III (DESGARRO): Lesión considerable de fibras musculares, tejido de sostén y de vasos sanguíneos, con hematoma intramuscular localizado.

TIPO IV (ROTURA): Rotura o desinserción muscular completa.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en la exploración clínica minuciosa y en pruebas complementarias.

Todos estamos de acuerdo que el mejor tratamiento es sin duda la prevención, por lo que es recomendable realizar una valoración biomecánica para detectar y poder corregir alteraciones, descompensaciones, desequilibrios musculares, rigideces articulares, con el fin de evitar posteriormente la lesión.

Los planteamientos terapéuticos actuales han cambiado con relación a los viejos conceptos de la prescripción de REPOSO en todas las lesiones.

Los conocimientos han evolucionado de forma considerable gracias a los estudios por imágenes y al mejor conocimiento fisiológico de los procesos de cicatrización muscular.

El tratamiento de fisioterapia ha de ser temprano o inmediato para evitar fibrosis y  secuelas de cicatrización retráctil.

Si padeces los síntomas detallados, no dudes en contactar con nosotros. Aplicaremos la terapia necesaria para su eficaz tratamiento.

-Un artículo de José Manuel Vázquez ‘Casiano’-

                                                

,

BIOMECÁNICA MENISCAL

Los meniscos son estructuras fibrocartilaginosas que tienen forma de semianillo con sección triangular, plano en contacto con la tibia y convexo en cara superior para encajar los cóndilos femorales; la periferia de lo meniscos está unida a la cápsula articular.

Se pueden distinguir dos zonas en cada menisco:

• Zona central que ocupa ¾ interno del menisco; es fibrocartílago AVASCULAR, que se nutre del líquido sinovial.

• Zona periférica que ocupa ¼ externo, es un tejido fibroso con abundante aporte vascular, de las arterias geniculadas.

Se trata de estructuras avasculares, sólo el 20% del tejido esta vascularizado (3 milímetros periféricos aproximadamente), los cuernos posteriores y anteriores tienen buen riego sanguíneo.

Cuando nacemos el 50% del menisco esta vascularizado y  va reduciéndose a medida que avanzamos en edad.

El menisco interno tiene forma de C, con uniones a la cápsula articular, platillo tibial, ligamento transverso, ligamento lateral interno y menisco externo, motivo por el cual tiene muy poca movilidad, siendo más propenso a lesionarse.

El menisco externo tiene forma de anillo incompleto. Se une a la tibia, cápsula articular, ligamento cruzado anterior  y, el cuerno posterior se une a la tibia y al menisco interno. Presenta mayor movilidad que el interno por lo que es menos propenso a lesionarse.

La íntima relación de los meniscos con los cóndilos femorales y tibia durante los movimientos, produce deslizamientos entre las superficies inferior de los meniscos y el platillo tibial (las primeras lesiones meniscales aparecen precisamente en su cara inferior).

En la extensión de la rodilla los meniscos se desplazan hacia adelante y en la flexión hacia atrás; en las rotaciones de la pierna también se desplazan.

En la rotación externa de la pierna el menisco externo va hacia adelante y el interno va hacia atrás, siendo al revés en la rotación interna de la pierna.